USO

SU APROVECHAMIENTO DIDÁCTICO.

Sin lugar a dudas, un buen uso de la pizarra digital nos va a aportar muchas y variadas posibilidades en cuanto al aprovechamiento didáctico de nuestras clases de lenguas extranjeras: 


Principales modelos didácticos con pizarras digitales.


La posibilidad de disponer de una pizarra digital en la clase de lenguas extranjeras nos proporciona una serie de funcionalidades que nos facilitan los procesos de enseñanza-aprendizaje. Entre otros, con la ayuda de un editor de textos, o bien con textos en formato PDF y la pizarra digital, el profesor o los estudiantes pueden proyectar a toda la clase cualquier información que escriban con el teclado, que hayan preparado previamente, o que se dibuje con una tableta gráfica o programa de dibujo, como lo harían si estuvieran escribiendo en una pizarra convencional.


Además de la ventaja higiénica que supone el no tener que utilizar la tiza, de la posibilidad de utilizar una escritura más clara y en colores, de las facilidades que nos ofrece para retocar y mover textos... el contenido de esta pizarra puede almacenarse en algún dispositivo de almacenamiento y volver a utilizarse en sesiones posteriores. También podemos enviar clases, explicaciones, deberes, etc. por correo electrónico a algún alumno que no pudo asistir a clase, o a todos los alumnos. También pueden imprimirse y repartirse en papel entre los estudiantes.


Modelos centrados en la actividad e iniciativa del profesor.


a)    Explicación del profesor, que hace preguntas en clase, utilizando la pizarra digital como apoyo.


A través de la pizarra digital, el profesor apoya audiovisualmente su explicación proyectando páginas web y otros materiales digitales, o en soporte papel, si dispone de un lector de documentos que ofrezca imágenes, esquemas, simulaciones, vídeos, noticias, ejercicios, etc. Los materiales pueden haber sido elaborados por los alumnos mismos, tomando como fuente plataformas, bibliotecas específicas de contenidos multimedia educativos, o bien, pueden haber sido seleccionados de Internet.


b)    Realización de síntesis en clase con la pizarra digital.


Cuando se introducen nuevos contenidos en una clase, el profesor puede preguntar a los estudiantes sobre los principales aspectos del nuevo tema (vocabulario, gramática, etc.), con el fin de conocer sus conocimientos previos e ir construyendo los principales conceptos y relaciones. A partir de estos diálogos y de la información aportada por el profesor y los alumnos, se irá dictando a un alumno, el relator, que está en la pizarra digital, un esquema sintético del tema, que así quedará a la vista de todos y luego se podrá almacenar y poner en la plataforma educativa del centro, si éste dispone de una, por ejemplo.


Si se dispone de tableta gráfica o teclado y ratón inalámbricos, se puede ir pasando a diversos alumnos para que, desde su mesa, vayan escribiendo en la pizarra digital sus aportaciones de manera sintética, antes o después de comentarlas con más detalle a todos sus compañeros.


c)     Realización de ejercicios colectivos.


El profesor puede proyectar actividades multimedia interactivas desde soportes on-line, o desde cualquier dispositivo de almacenamiento, y ante cada nueva actividad puede formular preguntas a un estudiante o a un grupo y así encauzar debates teniendo en cuenta diferentes puntos de vista de los alumnos. También puede dividir la clase en grupos y pedir a cada uno que busque una solución, que luego se corroborará cuando se introduzcan las respuestas en el ordenador y se proyecte en la pizarra digital.


Se pueden realizar dictados en grupo y gracias al uso que podemos hacer del sonido, los textos y las imágenes resultarán especialmente interesantes en nuestra clase de idioma.


d)    Corrección colectiva.


El profesor o los estudiantes pueden presentar y comentar las actividades en formato digital o directamente desde el cuaderno. Todos pueden intervenir exponiendo sus dudas, ideas y objeciones.


Es importante promover la participación del alumnado para que se implique en la corrección que se hace en la pizarra digital. En este sentido, se les puede puntuar si realizan observaciones enriquecedoras o muestran otras maneras viables de realizar las actividades.


e)    Presentación del blog diario de clase.


Los alumnos trabajan en parejas y cada día una pareja resume las actividades que se han realizado en clase en el blog de clase que hayamos creado, incluyendo esquemas, enlaces con la web, imágenes, etc. Cada semana los alumnos presentarán con la pizarra digital las observaciones realizadas para que sean revisadas y comentadas por todos. Estas consultas son un magnífico recurso para repasar temas a lo largo del curso, y de esta manera los alumnos que no hayan podido asistir a alguna sesión podrán ponerse al día.


Otros modelos didácticos:

·     Improvisar en clase: documentarse y debatir.

·     Chats y videoconferencias.

·     Aplicaciones específicas en el campo de la Educación Especial.


Modedos centrados en la actividad e iniciativa de los estudiantes.


Aparte de los profesores, los alumnos también tienen la posibilidad de presentar los trabajos que previamente han realizado, comentar material de Internet que han buscado, etc. Nosotros coordinaremos el desarrollo de las actividades que los alumnos propongan, completaremos las exposiciones de los estudiantes, explicaremos y corregiremos colectivamente las actividades y realizaremos evaluaciones progresivas de los alumnos.


Algunos modelos centrados en la iniciativa de los estudiantes pueden ser los siguientes:


§  Los estudiantes buscan información y recursos didácticos en Internet y los presentan y comentan en clase.


La iniciativa de los estudiantes es esencial en este tipo de modelos de aprendizaje, ya que ellos, de manera voluntaria, buscan en Internet esquemas, documentos, videos, etc. relacionados con los contenidos que se están tratando en clase y los presentan en clase con la pizarra digital. Los compañeros y el profesor podrán intervenir y hacer preguntas, comentarios, etc.


§  Los estudiantes presentan sus trabajos en clase con la pizarra digital.


Los estudiantes pueden presentar en clase los trabajos con ayuda de esquemas, diapositivas, etc., utilizando la pizarra digital, bien de manera individual o en grupo. De esta manera no sólo dan forma a su trabajo sino que desarrollan sus habilidades comunicativas.


§  Los estudiantes presentan sus trabajos colaborativos con otros centros con la pizarra digital y por videoconferencia.


Tras haber realizado un trabajo colaborativo con alumnos de otros centros por mediación de Internet y programas e-Twinning, los estudiantes exponen sus trabajos de manera presencial desde sus respectivos centros y por videoconferencia con otro centro. A continuación, se intercambian preguntas y comentarios.


§  Los estudiantes crean materiales didácticos y los presentan con la pizarra digital.


Los alumnos, en grupos, elaboran determinados materiales didácticos propuestos por el Profesor, como apoyo a un tema con lenguajes de autor como Hot Potatoes, Clic, etc., programas de presentaciones, como PowerPoint, software de pizarras interactivas, etc. Para esta tarea, los alumnos cuentan con tutorías con el profesor que les asesorará en el trabajo. Al final los alumnos presentan a sus compañeros el material en clase.


§  Debates con apoyos multimedia.


Los estudiantes, divididos en dos grupos, deberán adoptar una determinada postura ante un tema, a favor o en contra. Los alumnos deben documentarse para presentar en la pizarra digital argumentos que respalden su postura. Tras las presentaciones, los alumnos se dividen en pequeños grupos para debatir el tema y a continuación cada grupo expone sus conclusiones, que son recogidas por un “relator” en la pizarra digital. Finalmente, se lleva a cabo un debate general y se trata de llegar a un consenso, si es posible.


§  Presentación del blog/wiki portafolios personal de los alumnos.


Los estudiantes son informados al principio del curso a cerca del Portafolio de las lenguas y sus distintas partes. Una de las actividades que los alumnos realizarán es la creación de un blog o wiki personal donde deben ir recopilando informaciones multimedia que vayan encontrando sobre los diversos temas de las diferentes asignaturas. Cada cierto tiempo, el profesor llamará a algunos alumnos a presentar y comentar algunos de sus temas en clase con la pizarra digital y otros estudiantes se encargarán de revisar los contenidos del tema en estos blogs y podrán aportar comentarios. El profesor también revisará los blogs y dejará sus comentarios.


Otros modelos centrados en la iniciativa de los estudiantes son:

ü Los estudiantes hacen de profesores con la pizarra digital.

ü Trabajos colaborativos con los blogs.

ü Revisar y comentar la prensa diaria en clase.

A través de los modelos de enseñanza-aprendizaje con pizarra digital aquí expuestos, podemos ver claramente que las ventajas que obtenemos, no sólo tienen que ver con el uso de estas pizarras, sino también incluyen el uso de las TIC en general, que son infinitas.


Aunque el papel del profesor como transmisor de contenidos está aún muy presente en los centros educativos, se van abriendo paso las nuevas metodologías de tipo socio-constructivas en las que el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje está más centrado en los estudiantes, de ahí que los alumnos jueguen un papel muy importante en dicho proceso, a través de su participación en clase, que es esencial para una buena adquisición de los contenidos, con lo que se les hace partícipes de su propio proceso de aprendizaje.


En cuanto al uso didáctico de las TIC en los centros escolares, después de más de veinte años proporcionándoles ordenadores para dotar las aulas de informática y promoviendo cursos de formación, apenas un 20% del profesorado las utiliza de manera habitual en su actividad diaria en clase. Sin embargo, también hay que decir que, desde hace unos años, la integración de ordenadores y sobre todo de las pizarras digitales en las aulas está logrando una creciente integración de las TIC en los procesos de enseñanza-aprendizaje.


No podemos ni debemos olvidar que el principal objetivo es conseguir que nuestros alumnos se sientan motivados a la hora de aprender nuevos contenidos y que participen en los procesos de aprendizaje de manera directa, convirtiéndose, de algún modo, en nuestro deber el ofrecerles los recursos didácticos que tengamos a nuestro alcance para una mejor adquisición de esos contenidos. En ese sentido, el uso de las TIC y las pizarras digitales se cuentan dentro de estos recursos.